Q&A

Todo lo que necesitas saber sobre nuestros proyectos
¿Dudas? En esta sección las respondemos. Para participar, envíanos tus preguntas a contacto@oilforvenezuela.org

¿Qué es la Fundación Petróleo por Venezuela?

Petróleo por Venezuela (Oil for Venezuela) es una organización sin fines de lucro registrada en el Estado de Nueva York. Su finalidad es promover la investigación y educación en búsqueda de soluciones despolitizadas, transparentes y sostenibles a la crisis humanitaria venezolana. El trabajo de la fundación busca identificar mecanismos a través de los cuales se puede usar la riqueza petrolera de Venezuela para atender los problemas más urgentes de los venezolanos. El Acuerdo Petrolero Humanitario es una iniciativa de la Fundación Petróleo por Venezuela para la implementación de un acuerdo concreto que funcionaría como una excepción humanitaria a las sanciones petroleras estadounidenses. A lo largo de los próximos meses, presentaremos otras iniciativas y propuestas concretas para atender la crisis humanitaria de Venezuela.

¿En qué consiste el Acuerdo Petrolero Humanitario?

El Acuerdo Petrolero Humanitario es una excepción humanitaria a las sanciones estadounidenses sobre la industria petrolera venezolana. Su objetivo es asegurar que estas sanciones no afecten a los venezolanos más vulnerables protegiendo la capacidad de importar alimentos y otros bienes esenciales. Como producto de las sanciones petroleras impuestas en enero de 2019, Venezuela no puede exportar petróleo a los Estados Unidos, lo que ha llevado a la pérdida de aproximadamente 400 mil barriles diarios de ventas petroleras con un valor de USD 7,9 millardos. Bajo el Acuerdo Petrolero Humanitario, Venezuela recuperaría el acceso a ese mercado con la condición de que los ingresos por esas exportaciones se destinen exclusivamente a la compra de bienes de consumo esencial, administrados bajo supervisión internacional y cuya distribución esté totalmente despolitizada.

¿Cuál es la diferencia entre un Acuerdo Petrolero Humanitario y un Programa de Petróleo por Alimentos?

El Programa de Petróleo por Alimentos implementado en Irak entre 1996 y 2003 adoleció de fuertes fallas en los mecanismos de contraloría que llevaron a desvíos importantes de recursos. Dado que Irak estaba bajo el gobierno de Saddam Hussein, no era necesario un acuerdo con otras partes. En Venezuela, dada la división del poder político, es necesario un acuerdo que involucre a las partes del conflicto político. Esto requiere un diseño con mucho más control y supervisión interna y externa que en un programa como el de Irak. El Acuerdo Petrolero Humanitario está diseñado para ser implementado con el concurso de ambas partes, con fuertes instituciones de contraloría y bajo la supervisión de la comunidad internacional.

¿Quiénes deben suscribir el Acuerdo Petrolero Humanitario?

El Acuerdo Petrolero Humanitario requiere la aprobación de tres entes distintos: el gobierno de Estados Unidos, la administración dirigida por Juan Guaidó, y la administración dirigida por Nicolás Maduro. La administración de Maduro maneja la producción petrolera en Venezuela mientras que la administración de Guaidó tiene el control de las cuentas externas del país; por tanto la colaboración de ambas es necesaria para implementar el programa. Al gobierno de Estados Unidos le correspondería implementar una excepción humanitaria a las sanciones petroleras. Organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas serían importantes para la implementación del programa. Otros países y actores políticos pueden ayudar a implementar el programa.

Si la solución a los problemas del país es un cambio de gobierno, ¿por qué plantear un programa que no resuelve los problemas estructurales?

El Acuerdo Petrolero Humanitario está diseñado para evitar la profundización de la crisis humanitaria dado que aún no ha habido una resolución de la crisis política. Para todos sería preferible una solución democrática a la crisis actual, pero tenemos que reconocer que aún si esa solución se da, puede tomar más tiempo del que queremos. Mientras tanto, hay problemas urgentes de los venezolanos que requieren respuesta inmediata. La solución a estos problemas no puede supeditarse a una transición política de duración indeterminada.

¿Un Acuerdo Petrolero Humanitario no ayudaría a Nicolás Maduro a aferrarse al poder permitiéndole sortear la crisis económica?

La evidencia muestra que los gobiernos autoritarios pueden beneficiarse de las crisis económicas. A medida que se profundiza la escasez de alimentos y bienes esenciales, son los gobiernos que controlan la distribución de alimentos los que tienen más poder en relación con la sociedad civil. La distribución despolitizada de bienes esenciales que es la base del Acuerdo Petrolero Humanitario permite que los venezolanos reciban estos bienes sin ningún condicionamiento político. Al despolitizar la entrega de bienes esenciales, se libera a los ciudadanos para que puedan expresar sus preferencias políticas sin temor a represalia alguna.

¿Quién controlaría la distribución de los alimentos bajo el programa?

Los alimentos y otros bienes esenciales se distribuirían a través de agencias de ayuda humanitaria bajo la supervisión de organismos internacionales. Una Junta Administradora integrada por profesionales expertos en el área humanitaria, seleccionados bajo acuerdo de las partes y con participación de organismos internacionales, estará a cargo de la asignación de los bienes para su distribución. Se usará una combinación de distribución directa y mecanismos de mercado que incorporen al sector privado.

Un programa similar en Irak generó un escándalo de corrupción. ¿No pasaría lo mismo en Venezuela?

Efectivamente, en el contexto de la implementación del Programa de Petróleo por Alimentos en Irak entre 1996 y 2003 se identificaron casos significativos de corrupción. Una comisión encabezada por Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal, elaboró un informe exhaustivo sobre las denuncias de corrupción en el sistema. Este informe identificó deviaciones de recursos por USD 1.7bn, el 3% de todas las ventas petroleras realizadas bajo el programa. A pesar de estas desviaciones, la evidencia indica mejoras sistemáticas en el ingreso y consumo calórico de los iraquíes luego de la adopción del programa. El Acuerdo Petrolero Humanitario está diseñado de forma de tomar en cuenta las recomendaciones hechas por la Comisión Volcker para minimizar el riesgo de desvío de recursos, corrigiendo los errores del programa de Irak. Al mismo tiempo, incorpora instancias adicionales de contraloría y supervisión externa que lo distinguen de un simple programa de petróleo por alimentos.

¿Qué impacto tendría el Acuerdo Petrolero Humanitario sobre la oferta de bienes esenciales en el país?

En el año 2019, Venezuela comprará USD 1,1 millardos de alimentos y medicinas al resto del mundo. Esto es menos de la mitad de las importaciones de bienes esenciales del 2018, y menos de una décima parte de las importaciones de estos bienes en el 2013. El Acuerdo Petrolero Humanitario permitiría generar aproximadamente USD 7,8 millardos de dólares en ingresos adicionales por exportación. Aún después de descontar las importaciones de insumos necesarios para asegurar la producción incremental, calculamos que el programa permitiría aumentar la oferta de bienes esenciales importados a aproximadamente USD 7,0 millardos de dólares, más que sextuplicando la oferta actual.

Pero ya no hay problema de desabastecimiento. Los productos se consiguen, el problema es que no se pueden pagar.

El bajo nivel de importaciones se refleja en los altos niveles de precios de productos importados en el país. En el pasado, cuando había un control de precios más estricto, se manifestaba en escasez de productos. Antes, los bienes no se conseguían; hoy, se consiguen, pero no se pueden comprar. Un aumento en la oferta de bienes importados llevará a que disminuyan los precios de estos bienes y se hagan más accesibles para todos los venezolanos.

¿El Acuerdo Petrolero Humanitario implica un levantamiento de sanciones?

No. El programa tiene sentido precisamente porque hay sanciones petroleras. El programa lo que busca es generar una excepción humanitaria a las sanciones petroleras de forma de proteger a los venezolanos vulnerables de los efectos colaterales de estas sanciones. Pero el objetivo principal de las sanciones, que es limitar el acceso a recursos por parte del régimen, se seguiría cumpliendo.